Perú perderá S/ 66 mil millones de mantenerse niveles de evasión tributaria

El grupo de trabajo de ampliación de la base tributaria para el ingreso a la OCDE, de la Comisión de Economía del Congreso, retoma su trabajo en esta legislatura. Frente a ello, el Grupo de Justicia Fiscal (GJF) presentó la agenda para la discusión de una reforma tributaria integral.

 

NOTA DE PRENSA

Grupo de Justicia Fiscal advierte que nivel de evasión es superior al de países desarrollados

El Perú perderá 66 mil millones de soles de mantenerse niveles de evasión tributaria en 2018

Perú es el único país de la Alianza del Pacífico que no ha emprendido una reforma tributaria integral en los últimos años

El grupo de trabajo de ampliación de la base tributaria para el ingreso a la OCDE, de la Comisión de Economía del Congreso, retoma su trabajo en esta legislatura. Frente a ello, el Grupo de Justicia Fiscal (GJF) presentó la agenda para la discusión de una reforma tributaria integral.

Durante conferencia de prensa, el GFJ, conformado por las organizaciones CooperAcción, Propuesta Ciudadana y OXFAM, informó que en el año 2017, la presión tributaria en el Perú cayó al 13,7% del PBI. Esta cifra es la más baja de los últimos 15 años.

Epifanio Baca, miembro del GJF y de Propuesta Ciudadana, afirmó que la recuperación de los ingresos fiscales ha estado vinculada al incremento temporal de los precios del cobre, lo que nos deja a merced de la “buena suerte”. Añadió que la disminución del precio del cobre en los últimos meses pasando de 3.2 a 2.7 dólares la libra evidencia esta inestabilidad de los ingresos provenientes del sector minero, por lo que planteó la necesidad de una reforma tributaria integral y profunda. “Nuestro país es el único de la Alianza del Pacífico que no ha emprendido una reforma de estas características en los últimos años, según un reciente informe del Consejo Fiscal”.

La agenda presentada por el GJF comprende cinco grandes ejes: Evasión y elusión; devoluciones tributarias; exoneraciones e incentivos; deudores tributarios; y el régimen minero. Como parte de la conferencia también se presentaron las conclusiones del libro “El Perú hacia la OCDE. La agenda pendiente para la política tributaria 2018-2021”.

 

Evasión y elusión

César Flores de CooperAcción, miembro del GJF, advirtió que de mantenerse los actuales niveles de evasión y elusión tributaria, el Perú perderá este año un aproximado de 66 mil millones de soles que equivale al presupuesto a la inversión social en Salud, Educación, Saneamiento, Agro y Protección Social.

Flores Unzaga precisó que los niveles de evasión y elusión tributaria en el Perú son muy superiores a los de países desarrollados y de otros de América Latina, lo que representa un gran desafío frente a la aspiración a formar parte de la OCDE.

Para ello, el GJF plantea nueve medidas destinadas a erradicar la elusión y evasión fiscal, entre ellas, la revisión integral de las facultades de acceso de la SUNAT al secreto bancario, ampliándolo y adecuándolo a parámetros establecidos por la fiscalidad internacional.

 

Exoneraciones e incentivos tributarios

Sobre las exoneraciones del IGV a los juegos de azar y apuestas, el GJF reveló que entre los años 2010 y 2018 el fisco ha perdido un aproximado de 2 mil millones de soles. Y tan solo este año, este subsidio alcanzará los 438 millones de soles, cantidad superior a la que se destina a programas como Cuna Más, la lucha contra la corrupción, entre otros.

En los últimos 10 años, el gasto tributario –es decir, las exoneraciones, excepciones, deducciones y cualquier otro incentivo tributario similar- alcanzó los 120 mil millones de soles.

“El GJF plantea que aquellas exoneraciones e incentivos tributarios que actualmente son indeterminados e indefinidos, tengan metas de desempeño y plazos específicos, además de una revisión general, a fin de poder reducir el gasto tributario en, por lo menos, 1% del PBI para el año 2021. Actualmente, un tercio de estas exoneraciones e incentivos serían a plazo indefinido”, añadió el especialista de CooperAcción.

 

Deudores tributarios

Las enormes deudas judicializadas por las grandes empresas, por un monto de 8 mil millones de soles, generan profunda desigualdad en el tratamiento al contribuyente, puesto que mientras las grandes compañías cuentan con recursos para demandar al Estado, el pequeño contribuyente no cuenta con tales opciones.

Sobre este tema, se plantea que las propuestas de acuerdo a las que llegue la Comisión Especializada del Ejecutivo para el cobro de las principales deudas tributarias en litigio, sean revisadas y validadas por una instancia independiente integrada por especialistas tributarios y representantes de la sociedad civil.

 

Devoluciones tributarias

Entre los años 2012 y 2017, las devoluciones tributarias al sector minero han pasado de 1,959 millones de soles a 6,144 millones de soles, siendo este sector el principal beneficiario de este tipo de devoluciones. El 2017, el sector minero recibió como devolución el 88% de lo que aportó al fisco.

El Grupo de Justicia Fiscal propone revisar y limitar el poder discrecional que tienen las empresas para optar por el mecanismo de devoluciones por saldo a favor del exportador. Por ejemplo, establecer que bajo ningún concepto el aporte tributario neto de una empresa sea negativo debido a estas devoluciones.

 

Régimen minero

El GJF mostró que si bien las exportaciones mineras se han recuperado en un 50%, al pasar de 57 mil millones de soles el 2015 a 86 mil millones el 2017; no ha ocurrido lo mismo con la recaudación tributaria en este sector. En efecto, la recaudación neta minera, descontando las devoluciones tributarias, se encontró en niveles mínimos el año 2017, alcanzando apenas 846 millones de soles.

Durante la conferencia se planteó revisar el régimen de depreciación acelerada aplicado al sector minero; estableciendo plazos más realistas y balanceados, para minimizar el impacto negativo sobre el canon para los gobiernos subnacionales. También fortalecer la capacidad de la SUNAT para evaluar y fiscalizar el valor declarado de las exportaciones mineras y las declaraciones de gastos y deducibles, para prevenir situaciones de subvaluación del valor exportado o la reducción artificial de la base imponible.

Una reforma tributaria integral es fundamental, si queremos mejorar nuestras oportunidades de desarrollo y reducir las desigualdades, más aún si aspiramos a ser parte de la OCDE.

05 de setiembre de 2018