Las Bambas: Gobierno anuncia diálogo y pago de impuestos

El ministro de Energía y Minas, Iván Merino, realizó la noche del domingo dos anuncios importantes respecto al pago de impuestos de la empresa minera Las Bambas, que opera en Apurímac. El primero de ellos tiene que ver con el pago, en los próximos 30 días, de unos 690 millones de soles adeudados por la […]

El ministro de Energía y Minas, Iván Merino, realizó la noche del domingo dos anuncios importantes respecto al pago de impuestos de la empresa minera Las Bambas, que opera en Apurímac. El primero de ellos tiene que ver con el pago, en los próximos 30 días, de unos 690 millones de soles adeudados por la minera de capitales chinos por concepto de IGV de los años 2011 y 2012. El tema está en manos del Tribunal Fiscal, que tiene que resolver y definir el monto exacto a pagar. Pero, según anunció Merino, la empresa le ha comunicado su disposición a pagar en cuanto dicho Tribunal resuelva el tema.

Imagen: Rumbo minero

El otro anuncio tiene que ver con el pago del Impuesto a la Renta (IR), el cual se adelantaría para este año. Como se sabe, Las Bambas se encuentra en etapa de producción desde el año 2016, pero hasta la fecha no ha pagado IR y por lo tanto no ha existido canon para la región, puesto que el canon no es otra cosa que el 50% del IR que se destina a la zona de donde se extraen los minerales. En este período de cinco años, la empresa no ha pagado Impuesto a la Renta porque no registra utilidades, pues sus ingresos se registran como recuperación de la inversión inicial realizada en la etapa de construcción.

Merino hizo estos anuncios tras reunirse con representantes de la empresa MMG Las Bambas. En enero de este año, la anterior gestión del MINEM había anunciado que esta empresa pagaría Impuesto a la Renta desde el 2022 y el canon se haría efectivo el 2023.

Cabe recordar que una investigación previa de CooperAcción estimó que el inicio del pago de Impuesto a la Renta por parte de Las Bambas se realizaría en 2021, dependiendo de distintas variables, entre ellas el precio del cobre (que en este último año ha sido particularmente alto). Además, la investigación señalaba que el hecho de que la empresa no pague IR durante años, pese a ya estar produciendo y generando impactos en el entorno de las comunidades, es una fuente de conflictos, puesto que la población local percibe los impactos negativos pero no los beneficios. Es por ello que se proponía revisar algunos beneficios tributarios que alargan este período de no-pago, como la depreciación acelerada.

Estos anuncios del ministro Merino se suman a otros dos pagos millonarios realizados por empresas mineras en las últimas semanas: el pago de una deuda de Buenaventura por S/ 2 134 millones, y el de Cerro Verde por S/ 513 millones. Sin embargo cabe indicar que dichos pagos fueron realizados luego de que una sentencia del Tribunal Constitucional rechazara la prescripción de esas deudas. Aún así, se supo que han sido pagos bajo protesto, lo que significa que las empresas aún aspiran a que los tribunales les den la razón, lo que implicaría la devolución de lo pagado por parte del Estado.

Por otro lado, el fin de semana el Gobierno concretó pasos para el diálogo en torno al conflicto social entre comunidades de Chumbivilcas (Cusco) y la empresa minera Las Bambas, relacionado con el corredor vial por donde transitan los camiones que transportan el mineral a través del territorio de las comunidades. Como informó el Observatorio de Conflictos Mineros, este sábado 21 de agosto se desarrolló una reunión preparatoria entre las comunidades y una comisión de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), en la que se conformaron cuatro subgrupos de trabajo. El primero se dedicará a analizar la nulidad de la RM 372-2018-MTC, que declaró Vía Nacional el corredor vial minero. Este grupo de trabajo es uno de los más importantes, porque ha sido la causa de las movilizaciones de los últimos años, puesto que el Gobierno autorizó crear una ruta nacional en sus territorios sin ninguna consulta previa. El segundo subgrupo se dedicará a evaluar las afectaciones ambientales y a analizar las posibles compensaciones e indemnizaciones de las comunidades. El subgrupo número tres, será el responsable de promover que las comunidades tengan la posibilidad de convertirse en proveedores de bienes y servicios e integrar a la cadena de valor de la empresa minera MMG Las Bambas. Finalmente, el subgrupo número cuatro, será el responsable de recoger las situaciones de criminalización de la protesta, procesos judiciales contra dirigentes y afectaciones a los derechos humanos en contexto de conflictos sociales.

Así, el Gobierno viene desplegando dos frentes de acción para tratar de desactivar el conflicto de Las Bambas, una de las empresas cupríferas más importantes del país: el pago de impuestos y el diálogo con las comunidades. Queda por ver si estas acciones son suficientes dada la complejidad de la agenda de desarrollo en Apurímac y en todo el corredor minero que atraviesa 14 distritos, cinco provincias y tres regiones.

23 de agosto de 2021