Las concesiones mineras en el Perú

La última actualización del geoportal de CooperAccion (octubre 2022), da cuenta de la evolución reciente de las concesiones mineras en el Perú. En la actualidad las concesiones ocupan 19’045,876.07 hectáreas, lo que representa el 14.78% del territorio nacional. ¿Cómo están distribuidas las concesiones mineras y cuáles son las regiones más concesionadas? Hay un grupo de […]

La última actualización del geoportal de CooperAccion (octubre 2022), da cuenta de la evolución reciente de las concesiones mineras en el Perú. En la actualidad las concesiones ocupan 19’045,876.07 hectáreas, lo que representa el 14.78% del territorio nacional.

¿Cómo están distribuidas las concesiones mineras y cuáles son las regiones más concesionadas?

Hay un grupo de seis regiones en las que las concesiones mineras ocupan más del 40% de su territorio: Apurímac es la región más concesionada del país en términos porcentuales, con un 49.59% de su territorio; seguida de Moquegua (49.33%); La Libertad (48.93%); Ancash (45.21%; Lima (41.63%) y Huancavelica (40.36%). Otras regiones como Arequipa, Tacna, Ica, Ayacucho, Puno, Cajamarca, también tienen buena parte de sus territorios ocupados por concesionados mineras.  También es importante analizar dentro de cada región, la distribución de las concesiones por provincias y distritos.

Por supuesto, señalar que un determinado porcentaje de territorio de una región, provincia o distrito esté ocupado por concesiones mineras no significa que todas éstas se van a terminar convirtiendo en mina. Sin embargo, un derecho minero vigente termina siendo un título otorgado por el Estado que presiona, por ejemplo, los derechos del propietario superficial. Es por eso que es relevante que esta información sea pública y de fácil acceso a todas las poblaciones.

Finalmente, es importante notar la evolución de las concesiones mineras en los últimos tiempos. Como se puede apreciar en el gráfico siguiente, desde el año 2017 las concesiones se mantienen estables, luego del pico al que se llegó el año 2014 (casi 27 millones de hectáreas) y el posterior descenso hasta el año 2016. Normalmente, en tiempos de precios altos, el dinamismo de las concesiones comienza a notarse, respaldada en la actividad de exploración de nuevos yacimientos. Habrá que observar si esto va a ocurrir más adelante.

14 de noviembre de 2022