Día del medio ambiente : Ordenamiento territorial desde las comunidades para la conservación del ambiente y protección del territorio

Cada 5 de junio, somos invitados a trabajar colectivamente por solucionar los problemas ambientales que vienen afectando a nuestro planeta, los ecosistemas y la humanidad. Por un lado, ante el deterioro ambiental, los gobiernos tienen la obligación de ejecutar políticas públicas que promuevan el desarrollo sostenible del territorio. De otro lado, en distintos escenarios se […]

Cada 5 de junio, somos invitados a trabajar colectivamente por solucionar los problemas ambientales que vienen afectando a nuestro planeta, los ecosistemas y la humanidad. Por un lado, ante el deterioro ambiental, los gobiernos tienen la obligación de ejecutar políticas públicas que promuevan el desarrollo sostenible del territorio. De otro lado, en distintos escenarios se destaca la labor de las y los defensores ambientales, los pueblos originarios que conservan y defienden sus ecosistemas.

En ese sentido en muchos países han implementado instrumentos de gestión territorial con la finalidad de conservar y recuperar sus recursos naturales, entre ellos el ordenamiento territorial que tiene como finalidad lograr territorios sostenibles y competitivos en condiciones de equidad social, de reconocimiento de la diversidad geográfica y socio cultural, orientado hacia el ejercicio pleno de los derechos de mujeres y hombres e igualdad de oportunidades.

Aunque el Perú no cuenta aún con una ley de ordenamiento territorial, existen pueblos originarios andinos y nativos que tienen o vienen elaborando planes de ordenamiento territorial comunal. El ordenamiento, les está permitiendo establecer estrategias de planificación del uso y ocupación del territorio comunal, con las potencialidades y limitaciones de este.

Este instrumento de planificación local les ayuda a identificar espacialmente y realizar actividades para recuperar y conservar las zonas de recarga hídrica y con ello garantizar la disponibilidad de agua, protegerse de heladas creando microclimas, diversificar sus zonas productivas, entre otras acciones. El ordenamiento supone definir un mapa y reglas para el uso del territorio y un plan de inversiones por ejecutar.

Como sociedad es importante reconocer el accionar de nuestros pueblos originarios por fomentar un desarrollo sostenible de sus territorios ante la presión de agentes externos y actividades extractivas que degradan ecosistemas y dejan un gran costo ambiental. Es el caso de las comunidades campesinas que se localizan en el corredor minero del sur del país, donde la población ha encontrado en los planes de ordenamiento territorial comunal una alternativa de desarrollo y autonomía sobres sus tierras.

En este contexto mundial y nacional de concientización por trabajar y realizar medidas a favor de nuestro entorno natural, debemos exigir al gobierno central, regionales y locales la generación de políticas públicas que ayuden en la conservación del medio ambiente y el territorio, la asignación de mayor presupuesto para temas ambientales y recuperación de ecosistemas degradados y la implementación de la política de protección a defensoras y defensores ambientales.

5 de junio 2021