Espinar: Inicia proceso de reparaciones ambientales

El 22 de julio del 2020 se publicó en el diario El Peruano la Resolución Ministerial N° 174-2020-PCM, que crea el Grupo de Trabajo denominado “Comisión Multisectorial encargada de evaluar los posibles daños en el ámbito de 13 comunidades originarias de la provincia de Espinar, departamento de Cusco, y el plan de reparaciones que corresponda […]

El 22 de julio del 2020 se publicó en el diario El Peruano la Resolución Ministerial N° 174-2020-PCM, que crea el Grupo de Trabajo denominado “Comisión Multisectorial encargada de evaluar los posibles daños en el ámbito de 13 comunidades originarias de la provincia de Espinar, departamento de Cusco, y el plan de reparaciones que corresponda de ser necesario”.

Esta comisión multisectorial está conformada por especialistas de los ministerios del Ambiente y de Energía y Minas, así como del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), de la Autoridad Nacional del Agua (ANA), del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) y del Gobierno Regional del Cusco. La secretaria técnica de esta comisión es liderada por el Ministerio del Ambiente y en ese contexto el equipo de especialistas de las diferentes carteras se encuentran desde el 22 al 31 de marzo realizando una visita técnica en la provincia de Espinar para determinar los probables daños considerando y evaluando testimonios de las 13 comunidades originarias Huano Huano, Huini Coroccohuayco, Pacopata, Alto Huancané, Huancané Bajo, Tintaya Marquiri, Alto Huarca, Cala Cala, Huarca, Suero y Cama, Huisa Ccollana, Huisa y Anta Ccollana, las mismas que habrían sido impactadas con el proyecto Antapaccay Expansión Tintaya – integración Coroccohuayco, que ya tiene más de 30 años explotando cobre en la zona.

Ayer 29 de marzo, el Ministro de Ambiente Gabriel Quijandría, visitó la provincia de Espinar, cumpliendo el compromiso asumido el 12 de Marzo del 2021, cuando visitó el Cusco para negociar el desbloqueo de las vías de acceso de Antapaccay. Recordemos que el 08 de marzo último las vías fueron tomadas por 11 comunidades originarias de la provincia de Espinar en el marco de una protesta indefinida exigiendo que se apruebe y ejecute el Plan de reparaciones. .

El titular del sector Ambiente visitó algunos lugares en Espinar para supervisar el trabajo de los equipos técnicos de los equipos técnicos multisectoriales, que se encuentran en la zona tomando muestras de agua, suelos y sedimentos para identificar daños ambientales ocasionados por la actividad minera y canalizar soluciones y acciones de mitigación como parte del Plan de Reparaciones. La comisión multisectorial estima que para mediados de abril próximo se pueda contar con los resultados sistematizados de esta visita técnica que concluirá el 31 de marzo.

El ministro declaró para la prensa que esta visita les ha permitido conocer y escuchar los testimonios de la población afectada, además de entender sus preocupaciones y “ver cómo se pueden incorporar en un plan de reparaciones. Hay un reclamo sobre el tema de acceso al agua potable, de saneamiento, de apoyo técnico para el desarrollo ganadero y agrícola que esperamos poder atender o, por lo menos, dejar la hoja de ruta para que pueda ser atendido adecuadamente por el Estado”, sentenció Quijandría.

Diálogo debilitado 

Cabe señalar que el proceso de diálogo entre las 13 comunidades afectadas y la Comisión multisectorial ya tiene cerca de dos años. Las comunidades reclaman que hasta la fecha la Comisión Multisectorial no ha funcionado ni cumplido con su mandato. Los argumentos de los funcionarios del Estado se amparan en la crisis sanitaria de la pandemia. 11 de las comunidades afectadas iniciaron el 08 de marzo una protesta indefinida exigiendo al Ministerio de Ambiente que apruebe y ejecute el Plan de reparaciones antes del proceso de consulta previa del proyecto Antapaccay- Integración Coroccohuayco, pues consideran que las nuevas operaciones mineras no serán viables si antes no se atienden las afectaciones.

Además del Plan de Reparaciones, las comunidades han sumado nuevas exigencias, como el pago de un bono comunal; proyectos de desarrollo canalizados por los Ministerios de Agricultura, Producción y otros; la creación de un canon comunal, el cual se garantice que parte de los recursos que reciben por dicho concepto los gobiernos regionales y locales, sean destinados a promover el desarrollo de las comunidades ubicadas en las áreas de influencia directa de los proyectos extractivos. Por otro lado, las comunidades señalan que desde el 2019 el Estado se comprometió con un Fondo de Emergencia Social cuyo presupuesto se ejecutaría a través de proyectos de desarrollo. Sin embargo, hasta el momento no se han materializado los acuerdos.

 Un equipo de especialistas de CooperAcción, DHSF e IDL están asesorando técnicamente a dos de las 13 comunidades afectadas. “Las comunidades apoyan el trabajo de la Comisión multisectorial y apuestan por un proceso de diálogo para llegar a un consenso y solución a sus reclamos. Huini Coroccohuayco y Pacopata, también fueron consideradas para las visitas técnicas de la comisión multisectorial, y si bien no han participado en las medidas de fuerza de las otras 11, también exigen el reconocimiento de los daños y afectaciones que van más allá de la dimensión ambiental y reparaciones meramente monetarias. Para estas comunidades el reconocimiento de la vulneración de sus derechos. y de los daños socioeconómicos y culturales es fundamental para el restablecimiento de la paz social y la recomposición del deteriorado tejido social de sus comunidades ocasionado por la actividad minera en su territorio ancestral” declaró Elizabeth Zamalloa, Ingeniera Ambiental de CooperAcción.

Asimismo, a través de las redes sociales, las y los comuneros de Huini Coroccohuayco y Pacopata han denunciado que las autoridades llegaron a sus comunidades de noche y con una lluvia intensa, condiciones que no permitieron que la visita cumpliera con sus objetivos técnicos. Las comunidades exigen que se realice otra visita.

 30 de marzo de 2021