En tiempos de pandemia, el oro alcanza cotizaciones del súper ciclo

En momentos en los que escribimos esta nota, la cotización internacional del oro había alcanzado los US$1,742.15 la onza, lo que significa un incremento de alrededor del 33% en los últimos 12 meses. Si bien el oro ya venía con una tendencia al alza durante 2019, el inicio de la pandemia ha provocado que su cotización se aproxime a los niveles alcanzados en el período del súper ciclo de precios de las materias primas (2003-2012)[1]:

Los metales preciosos, pero sobre todo el oro, son la otra cara de la moneda en momentos de crisis. Casi siempre se han caracterizado por ser un valor de refugio en contextos de marcada  turbulencia en la economía global: cuando los mercados financieros presentan una fuerte inestabilidad, las inversiones incrementan su factor de riesgo y las rentabilidades son inciertas, el oro aparece como un activo que brinda mayor seguridad. Por lo tanto, en un contexto como el actual, la evolución del metal amarillo va en sentido opuesto a la de los metales de base (cobre, plomo, zinc, entre otros).

Ahora bien, varios reportes muestran que entre marzo y abril, 247 operaciones mineras en el mundo interrumpieron su producción en un total de 33 países. Los principales países que vieron afectada su producción fueron Sudáfrica, Estados Unidos, México y Canadá con 49, 37, 28 y 27 unidades mineras paralizadas respectivamente. Perú ocupaba la sexta posición con 20 unidades mineras afectadas en su producción.

Es importante subrayar que el mayor número de operaciones mineras  paralizadas están vinculadas a la producción de oro-pese a la subida en su cotización que hemos comentado-, lo que muestra que las paralizaciones se pueden explicar por diferentes motivos: medidas de seguridad que buscan evitar mayores focos de contagio; pedidos expresos de los propios trabajadores mineros que no quieren verse expuestos; decisiones tomadas por los propios gobiernos y en otros casos -sobre todo metales de base- caída de precios que afectan la rentabilidad de varios yacimientos.

Imagen: Minería Perú

¿Qué efectos puede tener esta alza de la cotización del oro en el país? En primer lugar, un intento de reactivación de varios emprendimientos auríferos en los diferentes estratos de la minería (grande, mediana y pequeña), pero sobre todo en el sector informal y abiertamente ilegal que tiene mayor facilidad para reactivar sus procesos productivos, en la medida que se mueve en la informalidad o abierta ilegalidad. Además, la reactivación de este tipo de actividad se puede ver favorecida por los menores procesos de control y  operativos de erradicación, en la medida que las fuerzas policiales y miliares ahora tienen como principal tarea controlar la pandemia.

En todo caso, habrá que seguir con atención cómo continúan evolucionando los precios de las materias primas en los próximos meses y sobre todo lo que puede ocurrir en los territorios con presencia de minería aurífera.

[1] En el período del súper ciclo la onza de oro llegó a cotizar US$1,800.00

 

15 de junio de 2020