COVID-19: EL PERÚ EN EL CONTEXTO INTERNACIONAL DEL CIERRE TEMPORAL DE MINAS

Por César Flores Unzaga

Es bien conocido el enorme impacto que está teniendo la pandemia del COVID-19 en la economía del país y a nivel global. En el caso del sector minero peruano, algunas minas interrumpieron su producción o la adaptaron al nuevo contexto. Sin embargo, cabe preguntarse si fuimos el único país en adoptar este tipo de medidas a nivel internacional.

Un reciente estudio muestra que entre marzo y abril, 247 operaciones mineras a nivel global tuvieron que interrumpir su producción en un total de 33 países (ver cuadro 1). Los principales países que vieron afectada su producción fueron Sudáfrica, Estados Unidos, México y Canadá con 49, 37, 28 y 27 unidades mineras impactadas, respectivamente. Perú ocupaba la sexta posición con 20 unidades mineras afectadas en su producción. Las zonas del planeta más afectadas fueron África, América Latina y América del Norte, debido a las cuarentenas nacionales y provinciales.

En cuanto a la interrupción de operaciones por tipo de minerales, el mayor impacto se dio en las minas de oro con 80 unidades mineras afectadas en todo el mundo, seguida por el cobre y la plata con 29 y 19 unidades mineras afectadas, respectivamente.

Los nuevos cierres de minas a nivel mundial se han desacelerado desde la segunda quincena de abril, aunque muchas minas que cerraron en los dos últimos meses han anunciado extensiones de sus cierres. También en algunos países se han empezado a reanudar las operaciones al declararse a la minería dentro de las actividades económicas esenciales.

En el caso del Perú, el permiso otorgado por el gobierno para que el sector minero continúe operando parcialmente durante la cuarentena nacional ha originado el contagio de cerca 260 trabajadores mineros infectados con COVID-19, cifra registrada a inicios de mayo, debido a las limitaciones del protocolo de seguridad exigido por el Estado en ese período. El protocolo en mención regulaba únicamente el desconfinamiento del personal en las zonas mineras, es decir, sólo en el relevo y traslado de personal. Asimismo, no exigía que se haga una prueba de descarte de COVID-19 a los trabajadores que ingresaban y salían de las unidades mineras. Recientemente, el Estado ha emitido un nuevo protocolo para el sector minero como parte del plan de reactivación económica del país.

Cuadro 1

 

El otro gran riesgo para el cierre de minas: el bajo precio de los metales

El Perú está empezando con un plan de reactivación económica por tramos desde este mes de mayo, que incluye el reinicio total de operaciones en varios sectores económicos, entre ellos, el  minero.

Sin embargo, la grave paralización de la economía mundial está afectando fuertemente la demanda de los minerales en los principales países manufactureros, entre ellos China, y esto ha originado que los precios de los minerales vengan cayendo, especialmente los metales base como el cobre, zinc, plomo, etc. En el caso del zinc, por ejemplo, ya a finales de marzo se estimaba una reducción de su consumo para este 2020 en la mayoría de continentes, sobre todo Asia y Europa (ver gráfico 1). Asimismo, en las últimas semanas la cotización del zinc presentaba una caída de -35% respecto al último año, pasando de US$ 1.50 la libra en promedio a menos de US$ 1.00 la libra. Situación similar se observaba en el caso del cobre, cuya cotización había caído en -22% a finales de abril respecto al mismo período del año anterior (ver gráfico 2).

Como ya ha pasado en décadas pasadas, cuando los precios de los metales descienden fuertemente muchas minas se ven obligadas al cierre temporal de sus operaciones, ya que con un nivel de precios “en el piso” les es imposible cubrir sus costos de operación. Así, junto con las medidas sanitarias para enfrentar al COVID-19, el efecto de la caída de los precios también está poniendo en jaque a numerosas minas en el Perú y el mundo.

En el caso peruano, si los precios continúan descendiendo podría presentarse un riesgo de suspensión en las operaciones de cobre, zinc, plomo, molibdeno, hierro y estaño, principalmente. Los metales base en el Perú conforman el 70% del valor de las exportaciones mineras totales.

Gráfico 1
Proyección del consumo de zinc refinado para el 2020, en miles de toneladas

Gráfico 2

11 de mayo de 2020