Presión inmobiliaria: impacto en humedales costeros

Programa gobernanza marino-costera

Los humedales costeros son ecosistemas altamente impactados. Entre los impactos se han observado el arrojo de residuos sólidos, especies introducidas, incendios, drenaje de los cuerpos de agua, arrojo de desmonte y presión inmobiliaria. Esta última actividad es una de las que más espacio ha quitado a estos ecosistemas en los últimos años.

Imagen: CooperAcción

Con los impactos antes mencionados se pierden distintos servicios ecosistémicos; uno de ellos, es la captación de carbono mediante la distinta vegetación que estos ecosistemas poseen. El carbono da paso al CO2, gas de efecto invernadero que viene causando grandes daños a la capa de ozono del planeta, por lo cual, es fundamental el rol que juegan la vegetación como el Schoenoplectus americanus conocido como “junco”.

La presión inmobiliaria en los humedales genera la pérdida de la vegetación. Se sabe que cada departamento o casa en estos ambientes varía entre 100 a 150m2, espacio que deja de ser útil para la captación de carbono y extracción de fibra vegetal. Se estima que una parcela de 1m2 de junco se puede captar 3 kg de carbono, esto nos da un aproximado de 300 a 450 kg de junco que se deja de captar por cada casa presente en los humedales.

Se sabe a su vez que la reducción de los humedales genera grandes pérdidas de oportunidades económicas a los grupos sociales que depende directamente de ellos (extractores y artesanas de junco). La artesanía de junco no solo les ha brindado oportunidades económicas a las mujeres artesanas, sino también han logrado fortalecer sus capacidades, darles autonomía, confianza en sí mismas y preservar las técnicas ancestrales y culturales. Resulta muy complicado poder asignar un valor económico a estos aportes de la artesanía de junco; sin embargo, si se puede cuantificar la pérdida económica.

En 150m2 se puede extraer 60 atados de junco aproximadamente (el valor de atado de junco es 8 soles); lo cual, genera 480 soles para un extractor de junco. Las artesanas pueden realizar distintos productos con 60 atados de junco obteniendo distintos ingresos (30 canastas grandes de mercado = S/1200, 120 canastas media luna = S/3000, 180 loncheras = S/3600 o 120 carteras = S/4800). Esta ganancia la pueden obtener en promedio cada 6 a 7 meses que demora en crecer el junco; sin embargo, si una casa ocupa ese espacio nunca más se podría aprovechar ese servicio.

Es claro el impacto de la presión inmobiliaria en los humedales, biodiversidad y grupos sociales. Las artesanas y extractores de juncos tienen grandes pérdidas económicas producto de la presión inmobiliaria. Asimismo, los humedales reducen su capacidad de captar carbono producto de la pérdida de vegetación por construcción de casas o departamentos. Es fundamental que las autoridades correspondientes logren el saneamiento físico legal de los humedales con el fin de impedir invasiones o que puedan aparecer propietarios que quieran realizar construcciones inadecuadas que atenten contra estos ecosistemas.

13 de julio de 2022