Preocupan ausencias ambientales en el mensaje presidencial

Además, retrocesos ambientales aprobados por el Congreso y la constante crisis política que no permite poner en agenda los temas de fondo.

Mensaje de Pedro Castillo
Foto: Andina

Ausencias en el mensaje del presidente Pedro Castillo y deficiencias en su primer año de gestión en el ámbito ambiental, identificaron especialistas. Así mismo, una situación de entrampamiento debido a la crisis y la polarización política, y preocupantes retrocesos por decisiones del poder legislativo.

Cambio climático

Una de las ausencias más notorias fue el tema del cambio climático, pese a el propio gobierno de Castillo declaró en enero la emergencia climática. En el discurso presidencial de Fiestas Patrias “no hay ni media palabra sobre los retos del cambio climático”, señaló Liliana Miranda, especialista peruana y coautora del informe AR6 del Panel Intergubernamental de Científicos sobre Cambio Climático (IPCC). “No aparece en el discurso. Es dramático”, aseguró durante su participación en el programa “La hora verde” de CooperAcción.

Ver análisis en el programa «La hora verde» de CooperAcción.

Miranda señaló algunos aspectos a destacar, como el anuncio de una política de electromovilidad, pero indicó que “es absolutamente insuficiente, deberíamos estar hanlando de la generación distribuida, necesitamos salir de los combustibles fósiles… Se está en piloto automático”.

“El peor de los escenarios investigados por el IPCC en el Perú es un incremento de hasta 400% de los picos de lluvia intensa al 2100. Y se van a incrementar los períodos de sequía al 2030. ¿Alguna palabra sobre esto? La mirada de largo plazo está absolutamente ausente, las propuestas estratégicas que nos preparen para las nuevas circunstancias que se vienen”, enfatizó Miranda.

Institucionalidad ambiental

“Hace un año, el componente ambiental ocupó un espacio más o menos importante” en el discurso presidencial, recordó José De Echave, investigador de CooperAcción y exviceministro de Ambiente, señalando que se ofreció instrumentos como el Plan de Acción de la estrategia de diversidad biologica, el plan sobre metales pesados o la necesidad de un MINAM que sea capaz de detener la degradacion ambiental. Sin embargo “el balance en estos 12 meses es negativo”, señaló.

“En el MINAM estuvo un ministro que no estaba vinculado al tema, claramente improvisado… En el ministerio de Energía y Minas la gestión ha sido tremendamente caótica”, señaló. Respecto a ello, en el mensaje presidencial “ha habido poca autocrítica”, indicó. “Lo que pasó en este primer año en ministerios como Energía y Minas, Ambiente, Transportes y Comunicaciones, entre otras carteras y puestos claves, ha sido una suerte de repartija de cuotas de poder y hasta un aparente pago de favores. No parecen simples errores aislados”, añadió De Echave.

Hilo del investigador de CooperAcción, José De Echave, con un análisis del mensaje presidencial.

Minería

Un aspecto central este año ha sido el auge de la conflictividad minera. Al respecto, De Echave señaló que el presidente Castillo “ha soltado datos poco conectados entre sí, ha dicho que respetan los contratos vigentes, que apoyan la inversión minera, pero sin tomar en cuenta que se trata de un sector que está en medio de una fuerte conflictividad social”. Ello evidencia que no se tiene una estrategia clara frente a los conflictos: “ha habido un abordaje caótico”, señaló.

De Echave también recordó que la promesa de una reforma tributaria en este sector ha sido encarpetada, debido a la gran presión empresarial.

Por otro lado, el presidente anunció durante su mensaje un proyecto de ley sobre minería ilegal e informal. “El proyecto contempla mayores sanciones a esta actividad e incluso la exclusión a los mineros que no desarrollan sus actividades de forma pacífica, haciendo mención a los escenarios de violencia ocurridos en Arequipa”, señaló De Echave.

Repsol

El hecho ambiental más importante que ha tenido que abordar este gobierno ha sido, sin duda, el derrame de petróleo causado por la empresa Repsol en Ventanilla. Al respecto, el presidente se refirió en su discurso a las sanciones y multas impuestas contra la empresa. Sin embargo, De Echave señaló que “han pasado 6 meses y los afectados siguen esperando soluciones, la zona no ha sido recuperada… Es una evidencia de la precariedad de nuestras instituciones”. Por su parte, Miranda destacó que el MINAM haya presentado un proyecto para modificar la ley general del ambiente para incluir un mecanismo de garantía, seguro o fideicomiso, pues el sistema de fiscalización basado únicamente en sanciones y multas es insuficiente.

Amazonía

La degradación de la Amazonía estuvo por completo ausente del mensaje presidencial, pese a lo grave de la situación actual. “Perdíamos 160 mil hectáreas de bosques primarios antes de la pandemia, el último dato es de 203 mil hectáreas… Todo nos muestra que el Estado no está teniendo capacidad de respuesta de parte de nuestras autoridades”, señaló De Echave.

De Echave recordó que en el mensaje del año anterior, al asumir la presidencia, Castillo afirmó: “La Amazonía es la principal herencia que dejaremos a las próximas generaciones y cumpliremos nuestras responsabilidades con esta parte del mundo. Es mi compromiso”. Pese a ello, un año después el presidente no ha planteado nada sustantivo sobre qué hacer para salvar la Amazonía, indicó. “Seguimos entre los 10 países con más perdida de bosques del mundo, el 20% de la Amazonía ya se ha perdido, el riesgo de perder el bioma amazónico está a la vuelta de la esquina”, agregó De Echave.

Ordenamiento Territorial

En su discurso, el presidente incluyó una mención al ordenamiento territorial, pero desde una mirada muy restringida. “Se refirió solo al tema de límites entre distritos y provincias”, señaló De Echave. “Es una evidencia de que las cosas no se están abordando de manera seria y hay mucha improvisación”, indicó.

El Congreso y la crisis política

Los especialistas coincidieron en que el balance del año ambiental no puede dejar de lado las medidas aprobadas por el Congreso de la República, tales como la ampliación de los plazos para la formalización minera, los cambios en la Ley Forestal y la norma que permite la adquisión de armas de fuego por parte de los “comités de autodefensa” que podría llevar a una paramilitarización de los territorios indígenas.

Así mismo, la continua crisis política lleva a una parálisis y un entrampamiento de cualquier reforma. “El problema de fondo es esta crisis política de la que hay que salir”, señaló Miranda. “Esta polarización no ayuda en nada, tienen que atenderse los temas claves del país, es absolutamente irresponsable porque el Congreso y el Ejecutivo no están actuando a la altura de las circunstancias”, añadió. Frente a ello “tenemos que reaccionar y exigir cambios, con una respuesta ciudadana fuerte, de nivel nacional, con una agenda compartida que nos permita actuar en conjunto”, señaló.

01 de agosto del 2022