Nuevamente el sur andino en conflicto

Esta semana hemos visto nuevos reportes de una serie de protestas en distritos y comunidades de la zona conocida como el corredor del sur andino, que son las regiones y localidades entre Cusco y Apurímac que son área de influencia de las actividades de importantes empresas mineras del país, como Las Bambas y Antapaccay.

Esta semana hemos visto nuevos reportes de una serie de protestas en distritos y comunidades de la zona conocida como el corredor del sur andino, que son las regiones y localidades entre Cusco y Apurímac que son área de influencia de las actividades de importantes empresas mineras del país, como Las Bambas y Antapaccay.

Imagen: Noticiero Cotabambas

Estas protestas, como hemos señalado en más de una oportunidad, tiene su origen centralmente en una deficiente gestión por parte del Estado de los procesos de consulta, de implementación de los proyectos mineros, en la debilidad institucional para hacer un seguimiento de los compromisos, así como en una falta de cumplimiento de compromisos por parte de las empresas mineras.

Espinar protesta

Desde las primeras horas de la mañana del lunes 7 de noviembre, pobladores de la provincia de cusqueña Espinar iniciaron una protesta contra la minera Antapaccay. La medida adoptada es un bloqueo del corredor minero.

Imagen: Espinar informa

Entre las principales demandas de la plataforma de lucha destacan: la entrega de un bono solidario de 2 mil soles, consulta previa para el proyecto integración Coroccohuayco, reformulación del Convenio Marco, investigación de la corrupción provincial por el alcalde Lolo Arenas.

A su vez, los pobladores solicitan la presencia de una Comisión de Alto Nivel del Gobierno Nacional, encabezada por el Presidente Pedro Castillo y el Primer ministro Dr. Aníbal Torres Vásquez, para solucionar sus demandas.

Protestas en Apurímac contra Las Bambas

El martes 08 de noviembre se inició la medida de lucha contra MMG Las Bambas convocada por las comunidades del distrito de Challhuahuacho, en la provincia de Cotabambas, región Apurímac.

En la plataforma de lucha destaca lo siguiente: declarar como área de influencia directa a todo el distrito de Challhuahuacho, 40 puestos de trabajo por Comunidad en Minera Las BAMBAS, 40 puestos de trabajo por Sector en Minera las Bambas, Proyecto pararrayos a nivel Distrital, Convenio Marco con el Distrito de Challhuahuacho, entre otros.

Minera Las Bambas: su respuesta

Estos reportes se suman a otras protestas ocurridas en los días anteriores en la zona. Desde el 28 de octubre, se reportaron bloqueos en los sectores de Velille y Huincho, en la provincia cusqueña de Chumbivilcas, que impidieron el paso de vehículos de Las Bambas.

La empresa minera señaló a los medios que por el momento vienen utilizando la vía alterna de Coyabamba, en la provincia de Paruro (Cusco), que en un primer momento también fue bloqueada, pero que se liberó el pasado viernes.

La empresa comunicó que el tajo de Chalcobamba en Las Bambas aún no ha sido desarrollado a raíz de los conflictos que se presentaron con la comunidad de Huancuire. MMG ha comunicado con anterioridad que de los acuerdos que se concreten dependerá su inmediato desarrollo, que será clave para aumentar la producción minera en la zona.

Asimismo, la minera MMG señaló el viernes 04 de noviembre que se vio obligada a iniciar una reducción progresiva de las operaciones en Las Bambas ante los bloqueos en las carreteras que conforman el corredor. Las protestas se dieron ante demandas de la comunidad para obtener beneficios adicionales en la zona, y, según la minera, “cuestiones que no están relacionadas con la operación de Las Bambas”.

En un comunicado, Las Bambas anotó que se vio obligada a iniciar la reducción de sus operaciones desde el lunes 31 de octubre. “Estos bloqueos y amenazas obedecen a sobre expectativas en beneficios de algunas comunidades, y a otros motivos ajenos a Las Bambas y sus actividades”, agregó la empresa.

Según el portal ProActivo, la minera Las Bambas se ha visto obligada a paralizar sus actividades en varias oportunidades desde que empezó a operar en el Perú. Desde el 2016 hasta este 2022, la minera se ha visto impactada por protestas por casi 550 días.

09 de noviembre de 2022