Debate en la segunda vuelta: ¿Qué pasará con los defensores ambientales?

Debate presidencial: Defensores ambientales

Por Carolina Morales E.

El domingo 30 de mayo se realizó el último debate presidencial entre los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori, organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), previo a la segunda vuelta electoral. Uno de los puntos que llamó la atención fue la escueta respuesta que dieron ambos líderes políticos sobre las medidas que implementarían para proteger a los defensores ambientales en caso de salir elegidos. 

Imagen: CooperAcción

En tan solo un año en Perú, nueve defensores ambientales han sido asesinados, siete de ellos fueron líderes indígenas que perdieron la vida por enfrentarse a actividades ilícitas como la tala ilegal, narcotráfico, minería ilegal, tráfico de tierras, entre otros. 

Los defensores ambientales, pese a la restricción de la emergencia sanitaria por el Covid-19 continuaron siendo amenazados. El caso más reciente data del 25 de abril y fue denunciado por Berlín Diquez, presidente de la Organización Regional Aidesep Ucayali (ORAU), quien denunció que cuatro líderes indígenas recibieron amenazas por parte de narcotraficantes. 

En el debate, se le consultó a los candidatos cuáles serían las medidas para proteger a los defensores. Sin embargo, la respuesta de ambos líderes políticos no fue sólida, e incluso hablaron de otros temas que no tenían relación con la defensa de líderes ambientales. 

“En un informe reciente la Organización internacional Global Witness ha calificado al perú como el 4to país más peligroso del mundo para un defensor ambiental, ya que los asesinatos y amenazas contra ellos, se ha convertido en un tema del día a día, ¿en un eventual gobierno suyo qué medidas tomarán para garantizar los derechos humanos de este importante sector?”, fue la pregunta ciudadana. 

Keiko Fujimori

Ante ello, la candidata Keiko Fujmori, indicó que “el medio ambiente es un tema que los jóvenes han puesto en el tapete”, y señaló la necesidad de mejorar políticas públicas, pero no especificó cuáles serían esas mejoras. Asimismo, se refirió que se debe asegurar los proyectos de inversión “respetando el medio ambiente”, y que como Estado asegurará cuidar la Amazonía. 

Tras ello, indicó que como le quedaban segundos, se referiría al tema de la nutrición infantil, señalando la implementación de programas de alimentación que aseguren eliminar la anemia del país. 

Cabe recordar, que el pasado 20 de octubre del 2020, la Comisión de Relaciones del Congreso de la República rechazó y mandó al archivó la propuesta de ratificación del Acuerdo de Escazú, que tiene como objetivo, “garantizar la  implementación plena y efectiva de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales”.

Esta decisión se tomó con 9 votos a favor donde se encontraba la bancada de Fuerza Popular, partido que lidera Keiko Fujimori, pese a la insistencia de varios congresistas de tener una mayor discusión en el tema y que sea debatido en el Congreso. 

Incluso los parlamentarios de Fuerza Popular, tuvieron declaraciones contra este acuerdo internacional que según las Naciones Unidas es “el primer acuerdo regional y el primero en el mundo en contener disposiciones específicas sobre defensores de derechos humanos en asuntos ambientales”.

Capturas de Twitter: Wayka

Por ejemplo, Martha Chávez calificó el Acuerdo de Escazú como “una estrategia impulsada por grandes intereses económicos para destruir el concepto de Estado-Nación, desconocer la soberanía de los países”. 

Pedro Castillo

En cuanto a Pedro Castillo, candidato de Perú Libre, señaló que como campesino y rondero ha “luchado defendiendo el medio ambiente”. Además, se ratificó sobre su propuesta de que los proyectos mineros Tía María y Conga no se realicen.

Se refirió a “no solo cuidar el medio ambiente, cuidar los ríos, sino cuidar la salud integral de la población”. Asimismo, señaló que el 28 de julio, asumirá a través de un decreto supremo que personas de otros países que hayan cometido actos delincuenciales en el Perú, tendrán que salir del país en un plazo de 72 horas, una declaración que le hace el juego al discurso xenófobo al asociar «delincuencia» e «inmigrantes», cuando la proporción de extranjeros vinculados a actividades delictivas es ínfima según las estadísticas policiales.

También habló de la necesidad de hacer una cruzada nacional para que en lugares vulnerables donde hay problemas de delincuencia se haga una lucha frontal con los ronderos, e hizo un llamado a las fuerzas vivas del país, a las Fuerzas Armadas y la ciudadanía para enfrentarla. 

Por otro lado, cabe recordar que el candidato ha firmado acuerdos con organizaciones indígenas como CONAPPERU de Loreto, Orpio Aidesep, la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación del Bajo Puinahua, Los Pueblos afectados por la actividad petrolera, entre otros, donde acordó respetar la consulta previa, firmar el Acuerdo de Escazú, remediar los territorios dañados por la actividad petrolera, y garantizar el aprovechamiento sostenible de los recursos y renegociar contratos con empresas extractivas.

Sin duda, las respuestas de ambos candidatos se salieron de la pregunta inicial, y propusieron medidas generales, no hubo ninguna respuesta específica sobre cómo proteger a los defensores ambientales de la criminalización y las economías ilegales, que lamentablemente cada día van ganando terreno en el país. 

31 de mayo de 2021