¿Se cayó el imperio?

Por Paco Muguiro Ibarra

Lo que hemos visto todos, cómo las turbas de delincuentes blancos asaltaban el Capitolio en Washington, y azuzados por el Presidente de los EEUU, el país más poderoso y hasta ahora el más representativo de una  democracia buena y sana, nos deja en el panorama político mundial casi sin piso.  Hasta ahora EEUU todavía era un imperio, pero con señales de decadencia: la destrucción de las Torres Gemelas el 11 de Septiembre del 2001, en el corazón del símbolo del desarrollo económico, y la respuesta de una guerra contra Irak, basándose en razones falsas e inconsulta con la ONU, cuyas consecuencias todavía duran, nos empezaron a hacer dudar sobre su capacidad moral. Pero cuando cae un imperio? Según Raul Zibechi, 26-09-2020.

“La caída de los grandes imperios se debió siempre a una combinación de causas externas e internas. Cuando fueron conquistados o destruidos por ejércitos invasores, ya vivían un proceso de deterioro irreversible. En gran medida, por no haber comprendido las fuerzas, a menudo ocultas, de su decadencia.”

Imagen: El tiempo

No nos vamos a detener en las causas externas sino a las  internas, que también padecía el imperio Incaico  cuando llegaron los conquistadores españoles. EEUU acaba de decirnos claramente con el asalto al Capitolio, azuzado nada menos que por el Presidente Trump, que hay causas internas con un deterioro irreversible. No es posible que el presidente de los EEUU lleve un año diciendo que el sistema electoral de su país es corrupto, y que él ya sabe que las elecciones van a ser fraguadas. O sea las instituciones que resguardan la democracia son corruptas. Por otro lado amenace con dejar de financiar la ONU, se retira en plena pandemia de la OMS y del Acuerdo de París, de la Corte Penal  Internacional, y que dude de la necesidad de la OTAN. Instituciones creadas por el mismo EEUU cuando tenía voluntad de  ser hegemónico. Todo con apoyo de sus seguidores. Pero hay otras causas internas que lo están destruyendo, como es la fractura social por la creciente  e insostenible desigualdad,  la guerra entre demócratas y republicanos y el racismo. El país está radicalmente dividido. Estos desencuentros internos muy fomentados por Trump, sí están haciendo caer un imperio, por ser procesos de deterioro irreversibles. Los imperios deben ser hegemónicos en lo político, económico y moral. Con la invasión al Capitolio EEUU ha perdido toda hegemonía moral. George W. Bush ha dicho “que han quedado a la altura de una república bananera”, como las que ellos mismos crean en Centro América.  El Imperio ¿se está cayendo?

13 de enero de 2021