Relatora de la ONU expresó su preocupación al gobierno peruano sobre ratificación del Acuerdo de Escazú

La Presidente- relator del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de derechos humanos y las empresas transnacionales de la Organización de las Naciones Unidas, Anita Ramasastry, envió una carta al presidente Martín Vizcarra expresando su preocupación por la no ratificación del Acuerdo de Escazú en nuestro país. Relatora Anita Ramasastry- Imagen: Efe En la carta […]

La Presidente- relator del Grupo de Trabajo sobre la cuestión de derechos humanos y las empresas transnacionales de la Organización de las Naciones Unidas, Anita Ramasastry, envió una carta al presidente Martín Vizcarra expresando su preocupación por la no ratificación del Acuerdo de Escazú en nuestro país.

Relatora Anita Ramasastry- Imagen: Efe

En la carta del 22 de julio, señala que el Grupo de trabajo junto a los 16 miembros titulares de mandato de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos, expresaron su preocupación el 17 de julio ante la falta de entrada en vigor del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe (Acuerdo de Escazú), e instaron al gobierno peruano a ratificarlo.

En la carta se destacó que el Perú lideró la firma del Acuerdo firmándolo el 4 de marzo de 2018 y ratificó su firma en la sede de la ONU en Nueva York el 27 de setiembre de 2018. Asimismo se destaca que fue presentado el proyecto de ley al Congreso de la República el 2 de agosto de 2019, con el dictamen favorable de todas las instituciones competentes del estado.

“Por este motivo, confiamos en que el Congreso de la República proceda urgentemente a contribuir activamente a su ratificación y su pronta entrada en vigor”, se señala en la carta.

Igualmente recuerda que “es el primer tratado ambiental regional de América Latina y el Caribe y el único emanado de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible (Río+20). Es el único a nivel mundial que contiene disposiciones específicas para la protección y promoción de los defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales.”

Prosigue señalando que el acuerdo favorece la democracia ambiental, el Estado de derecho y los derechos humanos. Asimismo fortalece la implementación plena de los principios rectores de Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos, tales como prevenir, castigar e investigar abusos de derechos humanos cometidos por empresas (Principio rector 1); a enunciar más claramente lo que se espera de las empresas que respeten los derechos humanos (Principio rector 2); fortalecer acceso a la justicia y mecanismos de reparación eficaces para las víctimas cuyos derechos humanos han sido afectados (Principio rector 25); detectar, prevenir y mitigar los riesgos de las actividades de las empresas para los derechos humanos (Principios rectores 17,22).

La relatora recordó que tras su visita al Perú en el 2017, recomendó que se fortalecieran los mecanismos de participación de las partes interesadas en el proceso de adopción de decisiones relacionadas a actividades empresariales para evitar conflictos. En esa línea, señaló que precisamente el Acuerdo de Escazú busca fortalecer la prevención de conflictos.

La carta finaliza haciendo una solicitud de cooperación e información sobre las medidas que está adoptando el gobierno, el congreso, sobre el nivel de participación de la sociedad civil en el camino de la ratificación del acuerdo.

Vea la carta completa aquí: CARTA ONU ESCAZU

01 de agosto de 2020