Ley Minera: Temas para un necesario debate

Por Ana Leyva V. con la colaboración de César Flores U., José De Echave C. y Leonidas Wiener R.

¿Por qué resulta importante debatir sobre los diferentes marcos legales que regulan la actividad minera en el Perú? En primer lugar, porque nos sitúa en un tema clave que tiene que ser abordado en un país que cuenta con importantes recursos minerales y que al mismo tiempo es mega diverso y con una extraordinaria riqueza cultural. Además, en nuestro país se presenta una alta conflictividad social como consecuencia de la realización de actividades extractivas.

A ello se añaden los grandes desafíos y riesgos que debe afrontar el país por ser parte de la cuenca amazónica, además de su condición de altamente vulnerable al cambio climático, con tendencia a la desertificación y ubicado en una zona sísmica.

Por lo tanto, el debate sobre la Ley General de Minería nos conduce a plantearnos la interrogante sobre el rol que le queremos dar a esta actividad en la construcción de nuestro futuro. Así mismo, cómo debe ser su relación con la estructura del Estado, con otras actividades productivas y con los territorios y poblaciones en los lugares donde se localiza.

Como marco de referencia del presente análisis se toma en cuenta la propia Ley General de Minería, que a inicios de los 90 sufrió una serie de transformaciones acordes con el giro neoliberal que tomó el primer gobierno de Fujimori y que luego fueron plasmados en los principios de la Constitución de 1993. Esta Ley General de Minería no ha variado sustancialmente hasta la actualidad y más bien se ha ido complementando con una legislación sectorial diversa que ha ido regulando determinados aspectos de esta actividad (participación ciudadana, consulta previa, seguridad y salud ocupacional, entre otros). El análisis realizado recoge tanto los contenidos de la Ley General de Minería como de toda la legislación sectorial.

Además, para tener mayores elementos en la reflexión haremos referencia a tres legislaciones mineras de países vecinos que también tienen como fuente importante de ingresos la explotación de sus recursos naturales. En primer lugar, Chile, primer productor de cobre en el mundo, cuya legislación ha influenciado la normativa minera peruana; Ecuador, que siendo sobre todo un país productor de hidrocarburos también está buscando impulsar la minería y finalmente Colombia, que con una nueva legislación se propuso convertir a la minería en la locomotora de su desarrollo.

Además, al igual que Perú, estos países cuentan con una significativa población indígena, o población campesina que es altamente vulnerable a las presiones y cambios que conlleva la entrada de un proyecto minero en sus territorios. Tomar como referencia algunos aspectos de las legislaciones de estos países nos permitirán establecer similitudes, pero también diferencias o matices existentes en el tratamiento que cada país le da a sus recursos minerales.

Enlace al documento completo: http://bit.ly/2lbL5Yi

24 de setiembre de 2019