Congreso discute sobre justicia fiscal

El reto: una reforma tributaria que sea justa y transparente

El día de ayer, 18 de abril, se instaló en el Congreso el grupo de trabajo para la “Ampliación de la Base Tributaria, evaluación y revisión de requisitos para el ingreso del Perú a la OCDE”. Este espacio de trabajo parlamentario evaluará los múltiples beneficios y exoneraciones tributarias, que en los últimos 10 años han significado que el Estado deje de recaudar S/ 119 mil millones, según informó el jefe de la Sunat Víctor Shiguiyama durante su presentación en la sesión.

Según explicó Shiguiyama, existen unos 200 beneficios tributarios. Solo este año, el costo de dichos beneficios es mayor a S/ 16 mil millones, un 2,2% del PBI. Si se lograra reducir en apenas un 10% esos beneficios, el monto obtenido sería superior al presupuesto del programa Juntos y tres veces el de los programas de electrificación rural o la inversión programada para este año en centros de salud.

Presentación del jefe de SUNAT muestra lo que representaría reducir apenas un 10% los beneficios tributarios

Estos beneficios se aprueban para atraer inversiones o para fomentar el desarrollo de alguna zona geográfica, pero no se realizan evaluaciones para medir su verdadero impacto y se prorroga su vigencia una y otra vez.

El titular de la Sunat también se refirió a la necesidad de una norma para combatir la elusión tributaria, es decir, aquellos actos con apariencia legal pero que solo buscan conseguir una ventaja tributaria. El Perú es, junto con Bolivia y Ecuador, uno de los pocos países de la región que no cuenta con una norma antielusiva de carácter general. Los países de la OCDE –organización de países desarrollados a la que aspira entrar el Perú- sí cuentan con esta norma. La norma contra la elusión fue suspendida por el gobierno de Humala y aún se encuentra en esa situación.

Cabe recordar que prensa independiente y organizaciones de la sociedad civil vienen promoviendo un debate nacional sobre la necesidad de una reforma tributaria justa y transparente. Una investigación de Ojo Público hace casi dos años reveló que cinco sectores concentran la mayor proporción de los impuestos dejados de recaudar: agroexportación, educación, banca, hidrocarburos y minería. A su vez, investigaciones como “¿Pagaron lo justo?” y “Recaudación fiscal y beneficios tributarios en el sector minero”, de instituciones de sociedad civil que impulsan el grupo de Justicia Fiscal (Oxfam, CooperAcción y Grupo Propuesta Ciudadana), han cuestionado los beneficios de los que gozan las actividades extractivas. Recientemente, las millonarias devoluciones tributarias a los exportadores también han sido motivo de debate. Al 2017 estas llegaron a S/ 16,268 millones.

Las devoluciones tributarias, en algunos momentos, pueden producir un saldo negativo. Un tema urgente por discutir.

El grupo de trabajo parlamentario está conformado por los congresistas Guido Lombardi, quien lo preside, y por Miguel Torres, Marisa Glave, Jorge del Castillo y Percy Alcalá, y tiene hasta el mes de junio para presentar un informe final con propuestas de reforma.

Cabe recordar que la presión tributaria en el país ha venido cayendo en los últimos cuatro años, ubicándonos entre los cinco países con menor presión tributaria en el mundo, y urgen medidas para corregir esta situación.

19 de abril de 2018